Enfermedades de Motoneurona Familiares

Las enfermedades de la motoneurona son un grupo de trastornos degenerativos que afecta de manera primaria a las motoneuronas de la corteza cerebral (superiores) y medulares (inferiores) que conduce a la debilidad progresiva de toda la musculatura con relativa preservación de los músculos oculares y de la función esfinteriana. No se acompañan de alteraciones sensitivas ni intelectuales.

Los síntomas pueden demostrar la afectación de la motoneurona cortical con aumento del tono muscular (espasticidad), de los reflejos (hiperrreflexia), debilidad, y aparición de reflejos anormales (Babinski); o bien de la motoneruona espinal (medular) con aparición de amiotrofias, fasciculaciones y debilidad. La combinación de estos síntomas y signos, corticales y medulares, permite el diagnóstico de los distintos tipos de enfermedad.

Todas las enfermedades de motoneurona pueden tener un componente familiar. Es el caso de enfermedades típicamente hereditarias como la Enfermedad de Kennedy (atrofia muscular espinobulbar), las Atrofias Musculares Espinales (SMA), las Paraplejias Espásticas Hereditarias, algunas formas de Neuropatía Motoras Hereditaria y la Gangliosidosis GM2. En el caso de la Esclerosis Lateral Amiotrófica, se acepta que hasta en el 5% – 10% de los casos tiene un origen genético.

Esclerosis Lateral Amiotrófica Familiar (ELAF). Es la enfermedad más frecuente de este grupo (3 – 4 casos cada 100.000 personas). Como hemos comentado las formas familiares solo se presentan en el 5% – 10% de los casos. Por lo tanto, en Aragón puede haber es estos momentos unos 40 casos de enfermedad, de los cuales 3 pueden ser familiares.

Clínicamente los pacientes con ELAF son indistinguibles de los casos no familiares, aunque su presentación suele ser a edades más jóvenes que las formas esporádicas. Su identificación se basa en la aparición de pacientes en la misma familia, y pueden presentar la misma variación de inicio, síntomas, y de tiempo de evolución que las formas esporádicas.

Se han demostrado varios genes implicados en la ELAF (Tabla 1). El más estudiado ha sido el que codifica una enzima llamada Superoxido dismutasa cobre-zinc (SOD-1). Este gen presenta un gran número de mutaciones y se encuentra solo en el 20% de los pacientes con ELAF. Existen otros genes implicados y también familias sin alteración genética identificada. El tipo de herencia también es variable, encontrando familias con herencia dominante (transmisión padres afectos a hijos directamente), recesiva (transmisión padres no afectos a hijos) o ligada al cromosoma X (transmisión exclusiva desde la madre)

Los hallazgos clínicos asociados con las mutaciones descritas son incompletos, inconsistentes o variables lo que limita el valor del diagnóstico precoz o del pronóstico. En las familias afectas, es posible hacer un diagnóstico molecular para las mutaciones de la SOD-1, pero el gran número de mutaciones, los diversos tipos de herencia y que solo las ligadas a la SOD-1 puedan ser investigadas, hace que en la práctica la identificación de la mutación en una familia sea más complejo de lo que desearían los pacientes. Teniendo en cuenta las limitaciones comentadas, y a la hora del consejo genético, hay que plantear la eficacia de un diagnóstico antenatal de una enfermedad de aparición en la edad adulta tardía con una penetrancia variable. Por todo ello, y en la actualidad, solo en casos con afectación segura de varios familiares se realizan los test de detección de mutaciones de la SOD-1.

 

Esclerosis Lateral Amiotrófica Hereditaria
Dominante
ELA 1: SOD1; 21q
ELA 3: 18q21
ELA 4: Senataxina; 9q34
ELA 6: 16q
ELA 7
: 20p
ELA 8
: VAPB; 20q13
ELA -ANG: Angiogenina; 14q11
ELA -FTD: 9q21-q22
ELA -FTD 2: 9p13
Bulbar ELA
Recesiva
ELA 2: Alsin; 2q33
ELA 5: 15q15
X-ligado
ELA X: Xp11-q12
Herencia incierta
Neurofilamentos cadena pesada: 22q12
Periferina: 12q12
Pacífico Oeste

Amiotrofia: atrofia muscular por pérdida de la inervación..

Babinski: signo de hiperextensión del dedo gorde ante la estimulación de la planta del pie. Indica un daño de la vía motora desde la corteza hasta las neuronas de la médula.

Fasciculaciones: son pequeñas e involuntarias contracciones musculares, visibles bajo la piel y que no producen movimiento de miembros, debidas a descargas nerviosas espontáneas

Penetrancia genética: indica, en una población, la proporción de individuos que presentan una mutación (genotipo) causante de enfermedad y que expresan dicha enfermedad (fenotipo). Cuando esta proporción es inferior al 100 %, se considera que el genotipo patológico tiene una penetrancia reducida o incompleta.

 

 

Articulo redactado por el Dr. José Luis Capablo, Neurólogo del Hospital Miguel Servet.