Medio centenar de aragoneses padecen ELA, la enfermedad neurodegenerativa “más rápida”